Crímenes mediáticos o medios criminales

No hace tanto, ya hablaba de la insostenible cantidad de bulos mediáticos, en circulación, y el increíble número de idiotas dispuestos a creerse cualquier cosa, que confirme su mezquina y pequeña concepción del mundo. Por ello, no soy muy dado, a diferencia de gran parte del personal, a estar permanentemente conectado en forma de toda suerte de dispositivos electrónicos, que emiten un aviso agudo ante una noticia inmediata de dudosa veracidad. No, advierto para los que viajan de un extremo a otro sin conexión interneuronal, tampoco me niego a estar comunicado ni caigo en el solipsismo; simplemente, se trata de tener siempre presente eso (no) tan complicado de verificar lo que nos cuentan. El caso es que, hace unas semanas, una noticia me llamó poderosamente la atención e hizo sonar todas las alarmas de la indignación. Para no caer en excesivas subjetividades, reproduciremos el titular aparecido en el inefable y ultrarreaccionario medio digital La Gaceta de la Iberosfera: «Un grupo de magrebíes viola a una joven por vestir una camiseta de VOX en Tarragona». Antes de nada, explicaremos que dicho diario fue antaño La Gaceta de los Negocios, para acabar siendo comprado por el Grupo Intereconomía y, más recientemente, acabar pasando a manos de Fundación Disenso. Lo diremos todo cuando aclaremos que el patronato de dicha Fundación está presidido por el ínclito Santiago Abascal y de él forman parte personas maravillosas como Fernando Sánchez Dragó o Amando de Miguel. Es decir, un medio al servicio de la ultrarreaccionaria Vox en el que se mezclan disparatadas noticias sobre la iniquidad de la izquierda, Bildu y el socialismo bolivariano con supuestos crímenes por parte de inmigrantes (preferiblemente, magrebíes) y supuestas agresiones a miembros del partido.

Volvamos a la noticia en cuestión, tan jugosa para los intereses de Vox, que se publica en La Gaceta el 6 de octubre y, el mismo día, en El Mundo y en Ok Diario, que no creo que necesiten presentación. Cierto es que la noticia se reproduce en otras partes, pero sin excesivo revuelo y siempre citando como fuentes a los medios mencionados. El caso es que el irrisorio propulsor de bulos Ok Diario es el único que, ¡oh, sorpresa!, extiende el (si fuera cierto) indignante crimen. Así, el 7 de octubre publica nada menos que fotos de cómo queda la víctima y, ojo, con su nombre real y su profesión, auxiliar de enfermería; y aquí empiezan las contradicciones sobre la fecha de la violación, sobre el número de los asaltantes (siempre aclarando, eso sí, que eran «magrebíes» o «árabes»), sobre el día de la denuncia… El 8 de octubre, los descerebrados y exentos de escrúpulos «periodistas» del inefable diario se vienen arriba y sacan ya una entrevista a la víctima; desconozco si se cercioran de que habían dado su (supuesto) nombre real, que sigue en la noticia original, pero esta vez… ¡usan otro ficticio! Hay otro medio protagonista en este asunto, esta vez audiovisual; el mismo 6 de octubre, casi sin que la noticia haya aparecido en el mundo digital, un fulano de algo llamado EDA.TV pregunta a Irene Montero si condena la violación en Reus a una simpatizante de Vox. Como la ministra no debe tener excesivas luces, en lugar de soltarle simplemente que le repugna cualquier agresión real a una mujer, le espeta de forma enérgica que lo que condena es el fascismo de ciertos medios e insinúa que se trata de un bulo. En fin, algunos titulares digitales, acerca de que la sectaria Montero no condena todas las violaciones, no se hicieron esperar.

La noticia, efectivamente, tenía toda las sombras de la sospecha, pero el asunto hay que investigarlo un poco más, confirmarlo y señalar a los culpables. Adelanto que, si se confirma al 100% que se trata de un bulo, el asunto me parece tan perverso como la propia violación. Indagando un poco más, y ya situándonos en el 9 de octubre, en otro ignoto medio de la carcunda se publica una especie de resumen de todo lo acaecido, a lo que se añade un vídeo embebido con una entrevista en off a la víctima. Pues sí, lo habéis averiguado, dicho vídeo es de eso llamado EDA.TV. Como no tengo ni puñetera idea de quién está detrás de semejante cosa, averiguo que se trata de un tal Javier Negre. Si uno busca su nombre en Google, aparecen principalmente las diversas condenas que ha tenido, una de ellas precisamente por inventarse entrevistas; ojo, que puede ser simplemente un sinvergüenza o tal vez una víctima del sistema que va a traernos la verdad, pero yo creo que más bien lo primero. Entre sus socias, se encuentra Cristina Seguí, fundadora de Vox y expareja del borrico fascista de Ortega Smith, con lo cual seguimos dando coherencia a la trama. Habría quién piense que todo esto es habitual en la ignominiosa sociedad en que vivimos, pero no me doy por vencido. Escribo a los medios, sin respuesta, y llamo a los juzgados, en busca de algún indicio de veracidad o falsedad en la denuncia; silencio absoluto, ya que la justicia debe proteger a la (supuesta) víctima. No me rindo, tengo un nombre supuestamente real y unas fotos. Como debo tener ciertas dotes de detective (no confundir con polícia), acabo dando con la persona que posa para las fotos y que aseguró haber sido violada por tres magrebíes por llevar una camiseta de Vox; no, no se trata de una profesional sanitaria, sino de una modelo y stripper en Tarragona. Alucino con lo que destapo; estoy cerca, pero todavía no tengo todas las piezas. Continuará.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s