Más fascismo

Alguien, lúcidamente, definió el fascismo como acción contrarrevolucionaria preventiva. Ello, por supuesto, entre muchos otros rasgos con los que podríamos definir un movimiento con estas repugnantes características. Hablo en general, no recurramos al tópico de «solo se puede hablar de fascismo en la Italia de los años…», como un nacionalismo exacerbado de carácter fuertemente autoritario y, por supuesto, reaccionario y contrarrevolucionario. Y no es que me llene yo la boca, como hacen otros botarates, autoritarios con otra ideología, hablando de fascismo por doquier. Desgraciadamente, en España sabemos mucho de eso, ya que una forma de fascismo ganó la guerra hace más de 80 años y, tras cuarenta años de dictadura, un proceso de transición «democrática», que no fue más que un fraude de pequeños cambios para que tantas cosas siguieran igual. Ahora, muchos se echan las manos a la cabeza tras salir a la luz conversaciones privadas en las que numerosos militares de alto rango, se insiste en que ‘retirados’, hablen abiertamente de dar un golpe de Estado, de hacer una purga de ‘rojos’ y de ejecutar a millones de españoles. Uno de los participantes, con algo de decencia, acabó haciendo público todo lo que se cocía en aquel grupo de WhastApp, en el que acabó saludando de forma ‘sorprendente’ el mismo Santiago Abascal, líder de una extrema derecha con participación parlamentaria.

Ojo, cuando hablo de un fascismo preventivamente contrarrevolucionario no es que considere que este gobierno de supuesta coalición progresista haya llevado a cabo acciones mínimamente transformadoras. Los militares golpistas, en perfecta consonancia con la ultraderechista fuerza política Vox, hablan de ‘gobierno social-comunista’; además de, claro, el auge independentista de ciertas regiones de una nación en peligro de ruptura. No necesitan mucho para hacer sonar el ruido de sables. Estos fulanos, que iniciaron la mayoría su andadura militar en los años 60, pero han desarrollado la mayor parte de su actividad, supuestamente, en ‘democracia’, han llegado incluso a mandar cartas y manifiestos al actual monarca mostrándole su adhesión y haciendo ver el ‘peligro’ en el que se encuentran los españoles de bien. Recordemos que Felipe VI, hijo del corrupto borbón que juró fidelidad al franquismo, además de Jefe de Estado, es capitán general de los ejércitos. Es bueno que, de vez en cuando, recordemos esto para activar algo nuestra conciencia y que un escalofrío nos recorra la espalda.

Después de recibir las masivas, sorprende el silencio del actual borbón, al que se ha pedido la denuncia de dichas actitudes golpistas y el afianzamiento de nuestra gloriosa Constitución. Y, por supuesto, no es que este mutismo real me importe gran cosa. Es posible que este inefable sujeto, producto de la endogamia de una estirpe condenada a la extinción, esté esperando a ver qué pasa y con quién alinearse. Aunque, lo más probable es que toda sea finalmente una nueva operación de blanqueo de la repulsiva institución anacrónica. No, no habrá un golpe de Estado en forma de pronunciamento militar, principalmente, porque no estamos en los años 30 con un fuerte movimiento obrero dispuesto a transformar las cosas. Eso no supone que la más diáfana ultraderecha sea hoy un peligro, capaz de hacer aún más daño, añorando medidas autoritarias explícitas en lugar de sutiles. Lo que ocurre es, de vez en cuando, la ponzoña sale a la superficie y evidencia una pseudodemocracia producto de un fraude histórico en el que, con toda suerte de subterfugios y con algún que otro maquillaje político, se impuso la visión de los vencedores para que todo continuara de forma muy parecida. Los ‘rojos’ no son ya un peligro, los fachas lo continúan siendo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s