Me cago en tó

Resulta un debate interminable este de la libertad de expresión y la cosa se complica cuando se tocan (supuestas) ideas sagradas. Así como lo oyen, parece que dentro de las creencias, hay unas que están por encima de otras, de tal manera que podemos realizar una escala de disparates y colocar en lo más alto aquello que más haya prevalecido en el imaginario popular. De esa manera, y como habrán ustedes ya adivinado, la creencia en Dios resulta el summum de las creencias y al parecer es intocable, ni siquiera dialécticamente. El actor Willy Toledo, con toda intención, soltó un exabrupto en las redes sociales: «Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María». Lo de la intención es debido a que, a continuación, escribió «Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco», por lo que seguro que no fue ningún capricho espontáneo. No obstante, aunque lo fuera, la cuestión es la misma. El caso, como es sabido, es que el actor fue denunciado por cierta (retrógrada) asociación por aquella manifestación y, ante las diversas citaciones de la justicia, se ha negado a comparecer hasta haber pasado por ello ya alguna noche en el calabozo.

Diremos que damos todo nuestro apoyo a esta actitud de desobediencia civil, la ley de marras por la que se le pretende procesar, que alude a una supuesta ofensa de los sentimientos religiosos, es un residuo de otros tiempos que debe desaparecer. Claro que, pensándolo bien, todo este país a nivel político y sociológico es un residuo del pasado, pero bueno. Diremos, antes de continuar, que el hecho de que yo apoye a Toledo en este asunto sobre la libertad de expresión se limita exclusivamente a ello. Lo digo porque el nivel intelectual suele ser tan elevado en este país, que resulta necesario aclarar que el defender el derecho de este controvertido actor a decir lo que le venga en gana no me posiciona en el mismo universo político, ni tampoco justifico necesariamente cualquier otra actuación personal que haya tenido este hombre. Volvamos al quid de la cuestión. No es baladí el hecho de que esa ofensa a los sentimientos religiosos está íntimamente unido al concepto de lo sagrado, a algo que trasciende al ser humano (llámese Dios, llámese energía o póngase el nombre a gusto del consumidor), que muchos consideremos la nada, algo fabulado por el ser humano para su tranquilidad existencial.

Creo que, sinceramente, cada uno puede soltar lo que le apetezca sin que haya que procesarle judicialmente por ello. También, sobre cosas que muchos creyentes consideran sagradas, aunque se haga de forma grosera como hizo Toledo. Y lo digo cuando, particularmente, a mí me repugnan muchas de las cosas que escucha a diario. En la barra del bar, en los medios y en muchos otros ámbitos, en los que capullos reaccionarios se expresan a sus anchas. Todo eso que a mí me molesta no es nada trascendente al ser humano, muy al contrario, tiene mucho que ve con él y con su dignidad, pero eso lo dejaremos para un debate de más enjundia. De hecho, volviendo a Toledo, el actor lo ha expresado bien, sin tratar de justificar lo que dijo, aclarando que cada uno tiene derecho a expresar sus propias chorradas. Recordemos el caso de la revista satírica Charlie Hebdo, donde otra supuesta ofensa a los sentimientos religiosos hizo pagar con su vida a varios trabajadores de dicho semanario. Aquel atentado por parte de fanáticos islamistas hizo que prácticamente todo el mundo defendiera la libertad de expresión. No obstante, hay otro hecho poco recordado, y es que el Papa de la Iglesia Católica aclaró que la libertad de expresión tiene sus límites. De hecho, quiero recordar las palabras exactas del increiblemente progre Francisco: «Si insultan a mi mamá, pueden esperarse un puñetazo. ¡Es normal!». Léase que hay cosas sagradas (la mamá, Dios…), por lo que hay consecuencias si las mentamos. Por favor, no se lo tomen ustedes como una justificación de la violencia. ¡Cómo me gusta cuando los lideres religiosos se muestran sinceros!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s